Impro Impar, impro de Madrid

Compañía y Escuela de Improvisación Teatral de Madrid

El Lobo Comilón

“En una granja en medio del campo vivía una gallinita que ponía muchos, muchísimos huevos. Como era tan buena ponedora las demás gallinas de la granja le tenían envidia y no hablaban nunca con ella. Todo el día lo pasaba sola deambulando por la granja, mientras el resto de gallinas hablaban y comentaban a sus espaldas. Un buen día, el granjero habló con la gallina y le dijo que lo mejor es que se fuera a buscar otra granja. Entonces nuestra gallina se fue a buscar una granja donde le trataran mejor.

No muy lejos de allí había otra granja donde había montones de animales, pero ninguna gallina. Y así cuando la gallinita supo de aquél lugar, decidió que ese sería el mejor sitio para vivir, lejos de las envidias del resto de gallinas.

Lo que no sabía es que en aquella granja vivía el Lobo Comilón, un lobo que tenía atemorizados a todos los animales de la granja de forma que siempre tenían que hacer lo que él quería, porque si no lo hacían… Se los comía de un bocado.

La noticia corrió por toda la comarca y llegó a oídos de los animales de la granja. Todos estaban muy contentos porque por fin tendrían una gallina en la granja. Sin embargo… Cuando llegó a oídos del Lobo Comilón pensó -Hace mucho tiempo que no me como a una suculenta gallina, ¡ésta me la voy a comer con patatas!-. Los otros animales, escuchando el plan del Lobo, empezaron a protestar pero entonces el lobo les dijo -¡Que nadie le diga nada a la gallina! Me comeré a cualquiera que abra la boca-. Todos se quedaron mudos de miedo.

Al llegar la gallina a la granja, el Lobo le recibió con mucha amabilidad diciendo -Ven gallinita, ven, que te vamos a preparar para cenar… digo, no, que te vamos a preparar una cena de bienvenida-. Los demás animales querían avisarle pero estaban muy asustados y así el Lobo encerró a la gallina para cocinarla.

Entonces, cuando el Lobo salía a buscar los ingredientes para el guiso, los demás animales decidieron que tenían que enfrentarse al Lobo Comilón y tramaron un plan.

Así que cuando volvía de recoger sus ingredientes, y con la ayuda de los niños y las niñas, se enfrentaron al lobo y consiguieron que liberase a la gallina y se marchase para siempre de la granja.

Y así vivieron felices en la granja que ya estaba completa con la gallina que ponía más huevos de toda la zona.”

Y colorín colorado… Este Cuento Irrepetible se ha acabado.

21 de Abril de 2012

Centro Cultural Julián Besteiro – Leganés

A favor de Médicos del Mundo

 

volver

 

Impro Impar, impro de Madrid - Site design by AmorOdio